Tags

, , ,

Olivia Sabuco fue una filósofa renacentista que publicó en 1587 “Nueva Filosofía de la Naturaleza del hombre, no conocida ni alcanzada de los grandes filósofos antiguos: la cual mejora la vida y salud humana”. Esta obra gozó de tanto éxito en su época que al año siguiente se publicó una segunda edición. Sin embargo la Inquisición la censuró y en España no volvió a publicarse hasta 1728, que es la edición que aquí presentamos.
En la portada del libro se avisa que esta nueva impresión ha sido expurgada por la Inquisición.

BHSC U/Bc BU 05384

Entre los preliminares del ejemplar, resulta curioso leer la dedicatoria que le hace al rey en la que compara su libro con un hijo engendrado.

BHSC U/Bc BU 05384

Es este un tratado realmente moderno, pues invita a los médicos a tratar a sus pacientes como un todo, afirmando que existe una estrecha relación entre cuerpo y mente. Tan contemporáneo resulta que en el capítulo XXXI «De la peste, grande contrario. La peste viene de dos maneras, o en el ayre elemento, o en enfermedad contagiosa, que también se pega por el tacto aire […] Este mal entra por el olfato, o anhelito, o por los ojos […] Y también te aviso que será buen remedio atapar las narices al aire”.
La polémica llegaría a principios del siglo XX, cuando salió a la luz el testamento en el que su padre reclama la autoría de la obra. A día de hoy es un misterio que no se ha conseguido descifrar por qué motivo habría cedido su padre la obra.
Lo que sabemos a ciencia cierta es que Oliva se movía en los círculos filosóficos y científicos de la época, cosa nada habitual para una mujer de aquella época. Fue comparada con Cervantes por el estilo de escritura, y Lope de Vega la llamó “décima musa”.

Se puede acceder al libro digitalizado en acceso abierto en: https://uvadoc.uva.es/handle/10324/52396